SOSTENIBILIDAD

Viscosa sostenible

La viscosa es una fibra artificial de origen natural, de hecho deriva de la pulpa de la madera de los árboles, y es biodegradable.
La nuestra -también en sus variantes de modal y lyocell- es especialmente sostenible. En primer lugar, procede de dos proveedores que se han distinguido en todo el mundo por su contribución a la conservación de los bosques, el uso de nuevas fibras alternativas y unas sólidas políticas de adquisición, transparencia y trazabilidad. Gracias a ellos y al software que han puesto a nuestra disposición, podemos controlar directamente el origen de nuestros tejidos.
Además, se fabrica mediante procesos de producción de bajo impacto medioambiental: en el caso del lyocell, por ejemplo, la producción de la fibra tiene lugar en un proceso de ciclo cerrado, que permite recuperar y reutilizar más del 99 % del disolvente utilizado y limita el uso de agua y los vertidos al medio ambiente.